Seguridad

Indidencia con procesadores Intel

Fallo en el diseño de procesadores Intel conlleva serios problemas de seguridad

04/01/2018
Indidencia con procesadores Intel

No está siendo un buen comienzo de año para Intel. La compañía estadounidense, considerada como el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo, está atravesando la mayor crisis de seguridad en sus 55 años de historia. Según ha sacado a la luz The Register, existe un grave fallo de diseño en sus procesadores, que conlleva serios problemas de seguridad para cualquier sistema que integre esta tecnología.

El origen del fallo sigue siendo desconocido. Sin embargo, ya se le ha dado nombre, de hecho, se le han dado dos: Meltdown y Spectre. Estos alias corresponden a dos vulnerabilidades que permiten a un usuario malintencionado, acceder a cualquier tipo de información alojada en la memoria del equipo, e incluso aprovechar y controlar el sistema de forma remota otorgándose permisos de administrador.

Intel se defiende asegurando que este error no se encuentra únicamente en sus procesadores. Desarrolladores de Linux ya han creado una actualización del sistema para resolver los problemas que ha supuesto este fallo. Intel por su parte, ha comenzado a trabajar para distribuir parches que solucionarían el problema. Aunque circulan diversas opiniones por internet que indican que la solución a este fallo afectará negativamente al rendimiento, desde Intel aseguran que el rendimiento no se verá afectado. Según The Register la bajada de rendimiento podría estar entre un 5% y un 30 %. Esta bajada sería más notable para aquellos usuarios con equipos que ya estuvieran limitados en cuanto a capacidad de proceso.

Debido a que este fallo se acaba de hacer público, es posible que las soluciones alternativas y nuevas técnicas para solucionarlo no tengan en cuenta el impacto en el rendimiento. Lo que está claro es que posiblemente la industria se replantee la construcción de procesadores, tal y como los conocemos hoy en día, para protegerse de ataques futuros.

En conclusión, lo más importante ahora es extremar las medidas de seguridad en nuestros equipos y estar atento a las últimas actualizaciones y parches de seguridad que se vayan lanzando.

Destacamos